Inicio > Internacionalización > Clima empresarial de las empresas suecas en España
  • HeadBanner cchs INTERNACIONALIZACION ES

Clima empresarial de las empresas suecas en España

Con el fin de reforzar las relaciones comerciales hispano-suecas, la Cámara realiza con carácter bienal un estudio sobre el clima empresarial de las empresas suecas en España. El estudio tiene como objetivo conocer la percepción del tejido empresarial sueco respecto a la actualidad socio-económica, empresarial y política.

El último estudio se realizó en 2015 y para otoño de 2017 hay previsto un acto de presentación de los resultados de la próxima edición en la Embajada de Suecia en Madrid. Si tu empresa quiere obtener visibilidad o participar en la mesa redonda del acto de presentación, no dudes en contactar con nosotros y te informamos sobre las posibilidades de ser uno de los patrocinadores de este evento. 


Resultado: Clima empresarial de las empresas suecas en España 2015 (Resumen ejecutivo)

resumen bild 660

01. INTRODUCCIÓN

02. METODOLOGÍA

03. PERFIL DE LA EMPRESA SUECA EN ESPAÑA

04. TENDENCIAS DE LA EMPRESA SUECA EN ESPAÑA

05. CONTEXTO POLÍTICO-ECONÓMICO EN ESPAÑA

06. CONCLUSIONES

01. INTRODUCCIÓN 

La Cámara de Comercio Hispano Sueca, en colaboración con Kreab, consultora internacional de comunicación y asuntos público, ha desarrollado la seguna edición de un estudio sobre la clima de la empresa sueca en España. El objetivo es conocer la percepción del empresariado sueco ubicado en nuestro país, con respecto a la actualidad socioeconoómica, empresarial y política de España. Asímismo, se busca conocer la situación general de sus empresas en sus respectivos sectores, sus prioridades y objetivos de negocio en el territorio nacional. 

02. METODOLOGÍA

Con respecto a la metodología del estudio realizado, los parámetros básicos han sido:

Tipo de cuestionario: 27 preguntas con formato mixto.

Realizacíon de la encuesta: Del 4 de mayo al 22 de julio de 2015

Universo objeto del estudio: 176 altos cargos y directivos de empresas suecas presentes en España

Encuestas consolidadas: 119, lo que representa 67.6% del universo

Técnica de encuestación: CAWI (Computer- assisted web interviewing), encuesta online nominativa enviada por email.

03. PERFIL DE LA EMPRESA SUECA EN ESPAÑA

Sobre la estructura socioeconómica de la empresa sueca en España, destaca un tejido empresarial localizado en sus tres cuartas partes en la Comunidad de Madrid (50%) y Cataluña (26,3%). En total, en 9 comunidades autónomas se localizan empresas de este país nórdico. 

La tipología de negocio de estas empresas se centra en un 61,3% en la actividad industrial (39,6%) y comercial (21,7%). 

Desde 1990 hasta 2009 se ha producido un aumento constante de implantación de empresas suecas en España, entre el 3-3,4% anual. Sin embargo, a partir del 2010, la tendencia ha bajado de forma considerable hasta el 1,8% anual. Es decir, en los últimos 5 años, la implantación de nuevas empresas suecas en España se ha visto reducida en un 50%. Un hecho que ha coincidido con la crisis económica.

En cuanto a la dimensión empresarial, cerca de las tres cuartas partes de las empresas se sitúan en los extremos. Esto es, el 22,7% mueven un negocio de más de 50 millones de euros anuales, mientras que para la mitad de ellas, el volumen de negocio es menor de 5 millones de euros. 

Respecto a la dimensión en función del número de trabajadores, el 70% se considera pequeña empresa. Lo más significativo es la escasez de medianas empresas (15,8%), cuya proporción es muy similar al de grandes empresas (14,2%). Relacionando los datos referido en los dos anteriores párrafos, es destacable que 2 de cada 10 empresas suecas en España facturan más de 50 millones de euros, teniendo en cuenta el reducido porcentaje de grandes empresas, posiblemente debido a un alto nivel de eficiencia, sustentado en una sólida base tecnológica.

04. TENDENCIAS DE LA EMPRESA SUECA EN ESPAÑA

Decisión de establecerse en España 

La primera decisión que tuvieron que tomar las empresas suecas asentadas en España fue la de abrir una sede en nuestro país. Los principales condicionantes fueron el potencial del mercado español y, por tanto muy relacionado, que España formara parte de la estrategia global de la compañía. Respectivamente, el 82,4% y el 82,1% de las empresas valoraron estos aspectos como importantes o muy importantes. En cambio, las ventajas fiscales apenas tuvieron peso en las consideraciones, pues solo el 6,4% valora que fue un factor importante o muy importante en la decisión. 

Estimaciones de negocio 

Respecto a las estimaciones para el año 2015, cerca del 70% considera que la facturación económica a lo largo del 2015, con respecto al 2014, aumentará, un dato similar a la evolución en 2014, con respecto a 2013.

Por lo tanto, hay una clara tendencia de crecimiento económico de las empresas suecas en España, estando este hecho en consonancia con el aumento de las inversiones en áreas estratégicas en los últimos años. En la medida en que las empresas suecas crecen en España, los planes de invertir en áreas como formación o marketing también va aumentando.

Inversiones: situación y tendencia

El volumen de inversiones es un buen indicador de oportunidad económica. En este sentido, el 42,6% de las empresas suecas en España han realizado inversiones en el territorio español en los últimos 12 meses. De ellas, casi 7 de cada 10 declaran que éstas han sido mayores o considerablemente mayores con respecto al año anterior, y el 30% similares. Es decir, solo las han reducido el 2%. Sobre los destinos de las mismas, 5 de cada 10 han apostado por formación y un 48% han invertido en tecnología. También han destacado infraestructuras, marketing y comunicación, en proporciones similares, en torno al 40%. Destaca la escasa inversión en áreas estratégicas como son la investigación, motivado, probablemente, por la localización de estos recursos en las sedes centrales de las compañías, ubicadas fuera de España. Solo un 18% invierte en Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Por otro lado, el 43% de las empresas no tiene previsto realizar inversiones en los próximos 12 meses, frente al 34% que sí lo hará. Si se compara este dato con 2014, ha bajado en más de seis puntos porcentuales el número de empresas que no van a realizar inversiones, aunque es cierto que un porcentaje mayor no lo tiene claro, por lo que este dato debe tener una valoración condicionada. En cuanto a la orientación de las inversiones entre aquellas que afirman que sí van a acometerlas, la previsión es que aumente en tecnología (59%), márketing y comunicación (46,2%) y baje en infraestructuras (38,5%) y formación (48,7%). Crece el interés por la innovación en tres puntos (33,3%). 

Recursos humanos

En relación a los trabajadores en plantilla, una amplia mayoría valora como importante o muy importante la cualificación del personal (93,8%), el compromiso del trabajador con la empresa (96,4%), los salarios (95,6%) y la productividad (81,3%). El factor que sobresale por encima de todos los demás, es el compromiso del empleado con la empresa, pues 7 de cada 10 empresas lo consideran muy importante. En cambio, los factores que menos importan a las empresas son las diferencias culturales y dificultades de idioma, ya que solo el 41,6% y 48,7% respectivamente, creen que son importantes o muy importantes. En cualquier caso, casi la mitad de las empresas no tienen previstos cambios en la plantilla, a pesar de las expectativas de crecimiento económico. En general se valora de una forma positiva las cualidades del trabajador español.

Valoración general de la empresa

Más de la mitad de las empresas (53,1%) considera que su situación económica en España es buena o muy buena.

05. CONTEXTO POLÍTICO-ECONÓMICO

Situación general de España 

El porcentaje de empresas que ven en España una situación económica muy mala es muy reducido, siendo solo un 5,5%. La inmensa mayoría está dividida entre los que consideran que la situación es buena (39,4%) o mala (43,1%). Hay que recordar que el 53,1% de las empresas estiman que la situación de su empresa es buena o muy buena

El 76,21% de las empresas valora la situación política en España como inestable o muy inestable. En referencia a cómo de importante es el factor de la estabilidad política para la empresa, el 72,2% declara que es importante o muy importante en sus planes de inversión. Para casi las tres cuartas partes de las empresas, un posible cambio político o bien no va a influir en sus planes de inversión o lo hará escasamente. Se desprende que las empresas suecas en España no consideran que los cambios políticos represente una amenaza para la estabilidad política del país y por lo tanto, para sus inversiones. 

Factores del mercado español

Sobre los principales factores que influyen y afectan la actividad económica de las empresassuecas, el 85% considera que los precios de mercado son un factor importante o muy importante y el 82,3% así lo estima de la competencia. Los factores menos importantes son el proteccionismo, la financiación o los costes energéticos. En referencia a la gestión pública en España y su influencia sobre la actividad económica de la empresa, 7 de cada 10 consideran importante o muy importante la estabilidad del marco jurídico y la flexibilidad laboral. Los factores menos influyentes son el apoyo a la I+D o las subvenciones para las empresas. Asímismo el 39,4% afirma que la última reforma laboral de 27 de febrero de 2015 no ha tenido ningún efecto para su actividad, frente al 36,7% que considera que ha tenido un efecto positivo. 

Nueva inversión extranjera 

En lo referente a decisiones que el gobierno español podría tomar para atraer la inversión extranjera, el 89,8% opina que una mejora de la eficiencia y competencia de las instituciones públicas y menos burocracia son factores importantes o muy importantes. El 85,2% así lo considera en el caso de la simplificación de la regulación fiscal. Sin embargo, hay cierta homogeneidad en la valoración de todos los factores sobre los que se consultó, ya que más de la mitad de estas empresas consideran que todos son, como poco, importantes.

Expectativas

Si bien las empresas suecas piensan que su actividad económica en España va a evolucionar de forma positiva y con una tendencia creciente durante los próximos años. En 2017 aumenta el diferencial entre aquellos que creen que su negocio mejorará levemente (25,7%) y los que afirman que crecerá. Es decir, la mayoría de las empresas suecas creen que hasta 2017 el crecimiento será moderado y sostenido, pero en 2017 será más intenso. Este dato contrasta con las valoraciones respecto a la economía española, que en la mayoría de los casos cree que irá mejorando levemente de una forma constante, pero que en 2017 esta mejora se reducirá. Por lo tanto, a pesar de un posible cambio político y de la actual inestabilidad política y situación económica en España, casi 7 de cada 10 recomendarían España como un destino para invertir a empresas de su sector.

06. CONCLUSIONES

Las empresa suecas en España, entre las que predominan la actividad industrial, estan localizadas en su mayoría en Madrid y Cataluña. Se trata de un modelo mayoritario de pequeña empresa, con una muy escasa proporción de empresa mediana. Sin embargo, un 20% factura más de 50 millones de euros. 

Desde 2010, en plena crisis económica, el ritmo de asentamiento de empresas suecas en España ha caído a la mitad, lo que muestra que desde el exterior ha estado latente un clima de inseguridad. Sin embargo, entre 2013 y 2015, las que ya estaban asentadas no han modificado su ritmo de inversión en España, no han reducido el volumen de negocio y no han reducido plantillas lo que constata una confianza en el mercado español. Es decir, la visión del mercado español difiere entre las empresas asentadas en España y las que no, siendo estas últimas las que menos confían en nuestro país. 

La empresa sueca ubicada en España considera que existe inestabilidad política en nuestro país. Sin embargo, este contexto no va a afectar a sus previsiones de desarrollo de negocio en España, que es expansivo. Entienden que el crecimiento de nuestro país se ralentizará en 2017, aunque consideran que eso no va a frenar el crecimiento de sus empresas. Algunos de los factores que pueden influir en esta posición son; su valoración positiva del mercado laboral español, la eficiencia de nuestros trabajadores, así como una buena percepción de la gestión pública, a pesar de que consideran que, para atraer inversión extranjera, es importante mejorar su eficiencia, en particular la reducción de la burocracia. Más del 70% de los empresarios suecos localizados en España recomiendan nuestro país como lugar donde invertir.

En resumen, en el contexto político y económico de España, las empresas suecas aquí ubicadas siguen creciendo, continúan invirtiendo y recomiendan nuestro país a otros inversores.


Resultado: Clima empresarial de las empresas suecas en España 2015 (Estudio completo)

 

Modulos lateral 220x200 Listado Empresas Suecas en España